Vuestras Valoraciones:

Laura (Pareja Joven)
El trato que nos dieron fue inmejorable. Fueron siempre muy atentos y nos sentimos como en casa. La posada es realmente preciosa y las habitaciones están decoradas con mucho gusto. Lo recomendamos sin ninguna duda.
Rosario (Pareja Joven)
Es un antiguo palacio el cual conserva todo su encanto,el personal muy agradable y atento. Las habitaciones muy grandes y confortables. La ubicación es perfecta, esta muy cerca del centro para poder visitar todo Toro e ir de tapeo y vinos. El desayuno con calidad y variedad Muy buena experecia , espero repetirla
José (Pareja de mediana edad o mayor)
Edificio histórico muy bien adaptado y con una decoración interesante.
Podrían mejorar el desayuno, empezando por el lugar en que se sirve (un restaurante italiano ubicado en las dependencias del hotel).
Alfredo (Pareja de mediana edad o mayor)
Es un lugar entrañable donde uno se sumerge en el siglo XV-XVI sin renunciar a las comodidades contemporáneas. Un palacio bellísimo, restaurado lo suficiente para no alterarle su sabor. La habitación era comodísima, nos enseñaron tres y todas eran buenas. Una de ellas conserva el piso de madera de hace quinientos años, todo un privilegio pisarlo. Sólo añado que Toro es mucho más que la colegiata, que merece la pena volver a tan bella ciudad y que alojarse en la Reja Dorada es una placer y un valor añadido.